Depilación con cera ¿caliente o fría?

La cera, caliente o fría, es uno de los métodos más populares de depilación casera. Su éxito se basa en su facilidad de aplicación, su duración y, muy importante, la autonomía que supone depilarnos en casa. Pero, cuando se trata de elegir el tipo de depilación con cera, ¿caliente o fría? Analizamos cada uno de los métodos y sus ventajas y posibles desventajas.

Depilación con cera fría: ventajas y desventajas

Este es uno de los métodos más populares de depilación en casa por la simplicidad que aporta, no es necesario calentar el producto y viene listo para su aplicación, por lo que es el favorito de muchas personas.

Ventajas de las bandas de cera fría:

  • Eficaces, ya que se adhieren hasta al vello más corto, de menos de 1,5 mm, pero no a la piel.
  • Al arrancar el vello de raíz, su efecto se prolonga hasta 28 días desde la primera aplicación.
  • Permiten una depilación limpia y sin complicaciones.
  • Se pueden usar en piernas, brazos, axilas, ingles y rostro, en donde permiten una aplicación muy precisa en zonas pequeñas y sensibles como mejillas, mentón o labio superior. Lo mismo sucede en la línea del bikini y en las axilas.
  • Las bandas de cera fría de Veet cuentan con opciones para todo tipo de pieles: normales, sensibles y pieles con tendencia a reacciones alérgicas.
  • Cuentan con una agradable textura y fragancia y son muy fáciles de usar.

Desventajas de este método

Algunas personas refieren molestias al extraer el vello de raíz, algo que no ocurre únicamente con las bandas de cera fría sino con todas las opciones para depilar que eliminan el vello de raíz. Sin embargo, es conveniente tener en cuenta que cuantas más veces te depiles con cera, más se debilita el vello, con lo que su extracción resultará cada vez más fácil, rápida y menos molesta.

Al utilizarse en frío, algún vello puede romperse durante la extracción.

Cómo depilarse con cera fría

Ahora que ya conoces las ventajas y desventajas de la depilación con cera fría, y si te has decidido por este método, solo te queda escoger tu producto entre los de la gama de bandas de Veet. Tienes bandas corporales y faciales para una depilación completa en piernas, brazos, cara, axilas o ingles que son adecuadas para pieles normales y sensibles. Además, la gama incluye bandas hipoalergénicas para pieles con tendencia a las reacciones alérgicas.

Depilarse con las bandas de Veet es muy sencillo:

  1. Asegúrate de que la piel está limpia y seca.
  2. Separa las bandas dobles por la línea de puntos. Toma una y sepárala utilizando la lengüeta sobresaliente.
  3. Colócala sobre la piel a depilar en el sentido del crecimiento del vello, con la lengüeta apuntando en esa dirección.
  4. Adhiérela bien.
  5. Manteniendo la piel tirante, sostén la lengüeta y da un tirón rápido en el sentido contrario al crecimiento del vello, lo más cerca posible de la piel.
  6. Limpia cualquier resto de cera.

En cuanto a las precauciones:

  • No pueden ponerse sobre lesiones como varices, cicatrices o granos.
  • Si tienes problemas dermatológicos o tomas medicación que afecte a la piel, consulta con tu médico.
  • El tiempo mínimo entre dos sesiones es de 72 horas.
  • Prueba primero en una pequeña zona por si se produce alguna reacción. Si tras 24 horas no hay efectos adversos, puedes utilizar las bandas tal y como hemos explicado.
  • Si notas molestias, retíralas y aclara con agua fría.
  • No utilices productos perfumados o potencialmente irritantes ni te expongas al sol o a equipos de bronceado, agua clorada o salada en las 24 horas siguientes.

Depilación con cera caliente: ventajas y desventajas

La cera caliente es un método de depilación clásico y, hasta la llegada de las bandas de cera fría, uno de los más frecuentes. Sigue contando con muchos adeptos, por eso si te lo planteas como una opción, es recomendable conocer las principales ventajas y desventajas de la cera caliente:

Ventajas de la cera caliente Veet:

  • Arranca el vello de raíz con facilidad gracias al calor, que abre los poros, ofreciendo resultados profesionales.
  • Puede aplicarse tanto en el cuerpo como en la cara.
  • Los resultados se prolongan hasta cuatro semanas, dejando una piel suave.
  • Su uso frecuente debilita el vello, haciendo que sea más fácil de extraer en las próximas aplicaciones.
  • Muy rápida, además, puedes utilizar el roll-on eléctrico EasyWax, que es un sistema de autocalentamiento de la cera que facilita su aplicación y puede usarse en todo tipo de pieles.

Desventajas de la cera caliente

La temperatura puede ser un problema, por eso debes comprobarla antes de aplicar la cera sobre la piel para evitar cualquier tipo de molestia o lesión.

En el caso de mujeres embarazadas no se recomienda el uso de cera caliente en las piernas, pues puede dilatar más los vasos y favorecer los problemas circulatorio propios de la gestación.

Cómo depilarse con cera caliente

Repasada la depilación con cera caliente, sus ventajas y desventajas, verás que la gama de ceras calientes de Veet es muy fácil de usar, ya que está diseñada para la depilación casera.

Destaca el práctico lápiz de cera tibia 2 en 1, que contiene la cera y una crema para aplicar tras la depilación. Su presentación permite aplicarlo fácilmente en zonas del rostro como las cejas, el labio superior o la barbilla, ofreciendo excelentes resultados.  

¿Te animas a probarlo? Entonces no dejes de consultar nuestros artículos Cómo depilarse las cejas con cera y Cómo depilar el labio superior.

Para depilarse con cera caliente Veet deberás seguir estas recomendaciones:

  1. El primer paso es calentar la cera al microondas o al baño maría. Remuévela con su espátula especial, que controla que está a la temperatura ideal.
  2. Aplica la cera en finas capas en el sentido del crecimiento del vello.
  3. Pon una banda encima en el mismo sentido.
  4. Estira bien la piel, sujeta el extremo de la banda y da un tirón rápido en el sentido contrario, lo más cerca de la piel que puedas.
  5. Si queda algún resto, elimínalo con agua.

Como precaución:

  • No la apliques sobre lesiones como cicatrices o manchas.
  • Entre dos sesiones tienen que pasar, como mínimo, 72 horas.
  • Si tienes alguna enfermedad dermatológica o te tratas con fármacos que afecten a la piel, consulta con tu médico.
  • Primero pon la cera en una pequeña zona para asegurar que no te produce ninguna reacción adversa.
  • En 24 horas no utilices productos potencialmente irritantes, no tomes el sol ni acudas a una sesión de bronceado y evita el agua clorada.
  • Recuerda siempre comprobar la temperatura de la cera antes de usarla.