Depilación en el embarazo: ¡lo que debes saber!

Los cambios hormonales durante el embarazo pueden alterar la presencia de vello en el cuerpo, haciendo que se haga más visible en algunas zonas o que disminuya en otras. Además, la circulación sanguínea puede verse afectada, especialmente, en los últimos meses de gestación, y la piel también está más sensible.

Es importante tener en cuenta estos datos para la depilación en el embarazo, pues es fundamental elegir un método adecuado para conseguir los mejores resultados sin comprometer la salud de la piel ni, por supuesto, la del bebé. A continuación, te explicamos cómo depilarse en el embarazo.

Métodos de depilación en el embarazo: ¿cuál elegir?

A continuación, repasamos los principales métodos para la depilación durante el embarazo, examinando sus características, ventajas e inconvenientes, ya que hay que mantener algunas precauciones durante este periodo:

Depilación láser en el embarazo: ¿sí o no?

Este método se desaconseja durante la gestación porque no existen estudios que avalen su seguridad. Es posible retomar la depilación láser tras el parto, aunque si amamantas no se recomienda, al menos en pecho y axilas, hasta finalizar la lactancia. En cualquier caso, consulta con tu médico antes de someterte a este tratamiento.

Depilación con cera en el embarazo

La depilación con cera en el embarazo es posible, aunque se recomienda utilizar cera fría y tener en cuenta algunas precauciones:

Bandas de cera fría: son un método recomendable por varios motivos, como su practicidad, la duración de los resultados y, especialmente importante para el embarazo, la temperatura. Al tratarse de bandas frías, no provocan dilatación de los vasos ni agravan molestias circulatorias. Además, pueden aplicarse en distintas zonas del cuerpo.

Por último, son muchas las opciones que puedes elegir dentro de la gama, por eso se considera un método de depilación en el embarazo recomendable:

  • Bandas de cera corporales hipoalergénicas: muy fáciles de usar y aptas para pieles con tendencia a reacciones alérgicas al estar elaboradas con cera hipoalergénica, sin fragancias ni colorantes, además contienen un 50% menos de químicos. Su fórmula en gel con la tecnología Easy-Gel, de agradable textura, permite que se adhieran hasta al vello más corto pero no a la piel, con lo que consiguen eliminarlo de raíz y mantener la suavidad durante 28 días.
  • Bandas para pieles sensibles: si tu piel es sensible, estas bandas son específicas para ti. Con la tecnología Easy-Gelwax, consiguen una agradable textura y una excelente adhesión hasta al vello más corto, eliminándolo de raíz y prolongando los resultados durante 28 días. Contienen aceite de almendras y vitamina E, que son ingredientes muy beneficiosos para las pieles delicadas.
  • Bandas faciales hipoalergénicas: su cera hipoalergénica es ideal para pieles con tendencia a las reacciones alérgicas. No contienen perfumes ni colorantes y se formulan con un 50% menos de químicos. También se adhieren al vello más corto, no a la piel, y ofrecen 28 días de suavidad. Cuentan con la ventaja añadida de permitir una aplicación sencilla y precisa, por eso, sirven para zonas pequeñas y delicadas como labio superior, mentón o mejillas. Si te decantas por este método, en nuestro artículo Cómo depilar el labio superior te damos algunas recomendaciones para que lo consigas con éxito.

Cera caliente: durante el embarazo, la piel no solo está sensible, sino que es más fácil que surjan problemas de circulación como las varices. Como el calor produce dilatación, no es recomendable usar cera caliente en las piernas en los últimos meses del embarazo, ya que es donde los problemas circulatorios se acentúan. En las axilas sí puedes usarla y, para el rostro, tienes el lápiz de cera tibia 2 en 1, apto para todo tipo de pieles. Con resultados duraderos en tan solo un minuto, la mitad del lápiz contiene cera y, la otra, crema con aloe vera para después de la depilación. Permite una aplicación precisa en cejas, labio superior y barbilla.

Crema depilatoria en el embarazo

Puedes utilizar este método durante el embarazo, ya que la piel no absorbe el producto. Es una buena alternativa porque, además de eliminar el vello, hace que crezca más débil. Se aplica en piernas, brazos, axilas o rostro, en función de cada gama.

Sin embargo, es importante destacar que antes de su aplicación siempre debes leer detenidamente las instrucciones de aplicación y las advertencias y consultar con tu médico si tienes alguna duda.

En Veet contamos con una gama de cremas depilatorias ideales para distintas zonas del cuerpo:

  • Para piernas, brazos y axilas, escoge la crema Veet Minima para pieles sensibles con un 35% menos de químicos. Te ofrece 24 horas de suavidad e hidratación y una agradable y persistente fragancia.
  • Para la cara tienes el kit de crema depilatoria facial Veet Minima, también con la tecnología Silky Fresh y un 35% menos de químicos. Se compone de crema depilatoria y de crema hidratante para aplicar tras la depilación. Deja un delicioso perfume, suavidad e hidratación hasta 24 horas. Y si quieres conocer más acerca de este método depilatorio para el rostro, visita nuestro artículo Depilación facial con crema depilatoria.

Cuidados tras la depilación

Tras la depilación, sigue estos consejos para mejorar los resultados y mantener cuidada tu piel:

  • Aplica frío en la zona para cerrar los poros.
  • Ponte una buena crema hidratante.
  • No utilices ropa ajustada durante unas 24 horas para evitar rozaduras ni te pongas cosméticos con alcohol o exfoliantes.
  • Evita el sol y el agua clorada o salina un día antes y después de la depilación.