Depilación con cera fría: cómo depilarse con bandas de cera

Hoy en día, tenemos a nuestra disposición un gran abanico de opciones para eliminar el vello de nuestro cuerpo, pero sin duda alguna, las bandas de cera fría son la opción más práctica y conveniente, ya que ofrecen excelentes resultados de forma simple y sin complicaciones. La depilación con cera fría es ideal si quieres estar lista y lucir una piel hidratada, suave y sin vello en poco tiempo. Desde Veet te explicamos, a continuación, todos los consejos y trucos que debes saber sobre cómo depilarse con bandas de cera correctamente.

Beneficios de la depilación con cera fría

Son muchos los beneficios que puede proporcionarte este tipo de depilación. A continuación, te descubrimos algunos de ellos:

  • Las bandas de cera fría Veet ofrecen hasta 28 días de suavidad y se adhieren al vello más corto (1,5 mm) para eliminarlo desde la raíz. Gracias a esto, podrás conseguir los mejores resultados sin necesidad de depilar una misma zona numerosas veces.
  • Además, las bandas de cera fría son muy cómodas, ya que las puedes usar en cualquier momento y en cualquier lugar. Son una opción rápida, sencilla y muy útil, especialmente en verano, puesto que si deseas ir a la playa o a la piscina y no estás preparada/o, las bandas de cera fría dejarán tu piel libre de vello en pocos minutos
  • Si has usado alguna vez bandas de cera fría, sabrás que se trata de un método menos doloroso que la depilación con cera caliente, ya que no conlleva el riesgo de quemarte la piel por la cera sobrecalentada.
  • También es una opción menos sucia que la cera caliente, ya que las tiras de cera fría se eliminan fácilmente y no dejan ni rastro ni manchas difíciles de quitar.
  • Otro punto a tener en cuenta es que las tiras de cera fría se pueden reutilizar varias veces hasta que pierden su capacidad de adherirse correctamente a la piel y se pueden cortar para adaptarse a un área específica del cuerpo. A pesar de eso, en la gama de productos Veet, encontrarás bandas diseñadas para diferentes partes del cuerpo, lo que te permitirá eliminar el vello de la zona que quieras sin necesidad de cortar las bandas.

Cómo utilizar las bandas de cera fría Veet

Antes de empezar con el paso a paso para utilizar correctamente las bandas de cera fría Veet, es importante tener en cuenta que primero debes elegir unas bandas adecuadas para tu tipo de piel y para la zona que vas a depilar, ya que cada persona tiene una piel distinta y cada zona requiere unos cuidados específicos. Veet pone a tu disposición una gran gama de productos que incluye propuestas tan beneficiosas como las Bandas de Cera Depilatoria Easy Gel Wax para pieles sensibles, una opción formulada con aceite de almendras y vitamina E para pieles que se irritan con facilidad. Entre los productos  Veet, encontrarás bandas de cera fría corporales, para axilas, para la zona del bikini y bandas faciales para que puedas depilar las zonas que desees con la máxima comodidad.

Una vez tengas todo esto en cuenta, podrás empezar a utilizar las bandas de cera fría Veet de la siguiente forma:

  1. Unos pocos días antes de la depilación, exfolia tu piel con una esponja vegetal o con el exfoliante corporal que más te guste. De este modo, las tiras de cera fría se adherirán a la superficie de la piel con más facilidad, ya que esta estará lisa.
  2. Antes de la depilación, es aconsejable que laves la zona a depilar con agua tibia para abrir los poros y facilitar que el vello salga.
  3. A continuación, y una vez te hayas asegurado de que tu piel está seca, pega la banda de cera fría a la parte del cuerpo que quieras depilar y presiona firmemente hacia la dirección en la que crece el vello. Recuerda que no debes precalentar la cera fregando la banda entre tus manos.
  4. Asegúrate de que la piel donde has añadido la banda esté tensa. Solo así conseguirás arrancar todo el vello de raíz.
  5. Finalmente, tira de la banda rápidamente en la dirección opuesta al crecimiento del vello.
  6. Repite estos pasos hasta que hayas eliminado todo el vello y ¡listo!

Consejos tras la depilación con cera fría

A continuación, te presentamos algunas recomendaciones para mejorar tu experiencia con la depilación de cera fría:

  • Si han quedado restos de cera fría en tu piel, no intentes retirarla bruscamente, ya que podrías hacerte daño. Usa un poco de aceite vegetal o aloe vera para retirar el exceso de cera.
  • Si antes de la depilación es recomendable que te duches con agua tibia para abrir los poros, después de la depilación debes ducharte con agua fría para que estos se cierren.
  • Aunque es importante que hidrates tu cuerpo diariamente, pon especial atención al cuidado de tu piel después de la depilación, ya que puede que haya quedado resentida. Puedes usar aloe vera, aceite de almendras o cualquier otro aceite o crema con propiedades hidratantes y calmantes que te guste para mantener tu piel hidratada.
  • Otro consejo importante es que no tomes el sol en las 24 h siguientes a la depilación para que tu piel pueda recuperarse completamente.