Métodos de depilación para mantener tus piernas hidratadas

Es un dinero bien empleado y también una gran cantidad el que gastamos en productos específicos para la rutina de la depilación, pero todo este dinero puede servir para nada si no cuidas tu piel. Cuando tu piel se deshidrata se puede volver seca y escamosa, desarrollando la delatora  “piel de cocodrilo”, que a veces incluso puede agrietarse y ser dolorosa. Pero hay simples pasos que puedes seguir para asegurarte de que tu piel sigue hidratada.

Bebe mucha agua

Debería quedar claro que cuanta más agua haya en tu cuerpo, más hidratado estará, y por lo tanto tu piel también. Esto, naturalmente, empieza por la cantidad de agua que bebas, pero existen otros factores a tener en cuenta.

Acorta tus duchas

No es el agua lo que deshidrata, ¡lo que sería una relación bastante extraña! Es el calor del agua y el vapor lo que merma el manto lipídico que protege tu piel, haciéndola menos eficaz y provocando que pierda humedad. Cuanto más larga y más caliente sea la ducha, más capa será eliminada provocando que tu piel esté seca y con sensación de picor.

Permanece húmeda

Los ambientes secos pueden hacer que la humedad de la piel se evapore más rápidamente, así que lo mejor es tratar de mantener el nivel de humedad en el aire. Esto se puede hacer fácilmente con un humidificador, y si vives en un ambiente especialmente seco puede ser útil tener uno puesto mientras duermes.

Exfóliate regularmente

La exfoliación puede ayudar a mantener la piel hidratada, ya que se deshace de todas las células muertas de la piel y de cualquier tipo de suciedad que se pueda acumular. Esto permite que tu piel sea capaz de mantener la hidratación donde necesita para así funcionar perfectamente.

Hidrátate

Hay una gran variedad de productos para mantener la piel hidratada, pero como la piel de cada persona es diferente es importante encontrar el adecuado. Sabes cómo es tu piel mejor que nadie, así que echa un vistazo a lo que hay en el mercado y experimenta para encontrar el producto que te ayude a mantener tus piernas bonitas y sanas. Diferentes métodos de depilación pueden tener un efecto sobre la humedad de tu piel, pero puede ser difícil saber cuál es el mejor para ti.

El afeitado a veces puede ser perjudicial para la humedad de la piel, y además las cuchillas afiladas pueden raspar la capa de aceite que forma una barrera en tu piel. Para facilitar el afeitado y que sea más rápido, así como para dañar menos la capa de lípidos, asegúrate de que utilizas una buena crema o gel de afeitar. Y procura afeitarte en la dirección del crecimiento del pelo.

Las cremas depilatorias deben probarse en una pequeña porción de piel antes de usarse, ya que cada piel va a reaccionar de una forma diferente. Algunas como la crema depilatoria Veet para pieles sensibles contienen ingredientes conocidos por sus propiedades hidratantes. ¡Todo mientras te quitan el pelo!

La cera es a menudo la mejor opción para las personas con la piel muy seca. Esto es porque la cera se puede adaptar para asegurarse de que no tiene ningún efecto negativo. Además, también se exfolia la piel durante el proceso a la vez que elimina las células muertas.

Después de haber leído estos consejos, dale importancia a la hidratación de la piel y asegúrate de hacer todo lo posible para cuidarla. Una piel bonita y lisa necesita algo más que la depilación.