Eliminación del vello : La depilación en casa

Todo el mundo tiene vello corporal, aunque en algunas zonas del cuerpo, ¡no siempre es lo más estético! Eliminar el vello no deseado puede ser una experiencia costosa y a veces incluso sinónimo de vergüenza. Así que, ¿por qué no te depilas tú misma disfrutando de la comodidad y privacidad de tu casa? Puede ser mucho más barato hacerlo que en un salón de belleza, y además evitarás pasar el resto del día caminando en público lleno de rojeces. Puede ocurrir tras la depilación de las cejas, o después de la depilación de las piernas.

Depilación

La cera es una gran técnica que puedes usar desde casa y que puede ayudarte a conseguir un acabado igual o similar al de un salón de belleza. Puede ser muy fácil, especialmente si compras  bandas de cera que se calientan solo frotándolas con las manos y que se aplican en aquellas zonas donde deseas eliminar el vello. Por ejemplo, las tiras de cera fría de Veet vienen con una pestaña especial Easy Strip, y están diseñadas para ayudarte a lograr resultados suaves con un movimiento rápido y sencillo. Asimismo, se pueden tirar con facilidad una vez que se usan.

La depilación con cera puede ser un poco dolorosa, pero por el contrario consigue buenos resultados al eliminar el vello desde la raíz. También es fácil de limpiar, ya que solo tienes que tirar las tiras a la basura después de su uso. Muchas mujeres usan este método de depilación en el área del bikini, en las piernas y para la eliminación del vello en el labio superior. Pero si estás buscando una experiencia realmente agradable, es posible que desees disfrutar de un kit de depilación con cera caliente. Al igual que en un salón de belleza, se realiza mediante el calentamiento de la cera hasta darle una consistencia como la del caramelo.

Afeitado

Esta es una solución rápida y fácil para la eliminación del vello, pero ten cuidado, porque el vello a menudo comienza a crecer de nuevo en un día o dos y este método solo corta el vello en la superficie de la piel. Después de un día ¡puedes estar de nuevo casi como antes! Además, si no tienes cuidado al afeitarte puedes provocar cortes y rasguños en la piel o incluso la aparición de vellos encarnados rojos y antiestéticos. Esto es especialmente común en la zona púbica, por lo que una buena idea es aplicar algún tipo de crema hidratante para la piel antes del afeitado para así ayudar al deslizamiento de la cuchilla.

Depilación con pinzas

La depilación con pinzas como su nombre indica es una técnica muy precisa en la cual se quita el vello con un par de pinzas. Necesita mucho tiempo, pero es un gran método para depilarse las cejas con la forma que uno quiere o para sacar ese vello extraño que aparece donde no debe.

También es ideal para usarse después de la depilación con cera y, por lo tanto, para eliminar los pelos sueltos que han podido quedar. La pega de este método es que el eje del pelo debe ser lo suficientemente largo para poder agarrarlo con las pinzas.

Cremas depilatorias

Este es un buen método para las personas que no aguantan el dolor. La crema se aplica sobre la piel y funciona disolviendo el vello en una sustancia gelatinosa que luego puede ser eliminada pasados 10 minutos.  El crecimiento después de usar la crema depilatoria requiere de más tiempo y es menos visible que con el afeitado. Esto es porque mientras el afeitado corta el pelo, dejando un acabado irregular, las cremas disuelven el pelo en la superficie de la piel, dejando un acabado más suave y menos obvio.