¿Qué son las cremas depilatorias y cómo funcionan?

Una crema que simplemente quita el pelo con la precisión del afeitado  o sin tener que apretar los dientes como ocurre con la cera puede parecer demasiado bueno para ser verdad. Aunque la ciencia detrás de esto se ha perfeccionado mucho, sin embargo, las cremas depilatorias ofrecen una forma rápida, cómoda y segura para eliminar el vello no deseado en casa.

El funcionamiento de las cremas depilatorias empieza cuando rompen la estructura de la queratina - las proteínas del cabello. Este proceso diluye y disuelve eficazmente la base del vello hasta que se vuelven tan débiles que se romperán cuando se limpie la crema. Las cremas suelen contener una serie de productos químicos alcalinos, formulados para dividir estas proteínas y también para proporcionar seguridad a tu piel.

Las distintas pieles tienen diferentes niveles de sensibilidad, por supuesto, así que es importante encontrar la adecuada para ti. Prueba poniendo una ligera cantidad de crema en una pequeña zona de piel antes de intentar quitar el pelo en un área mayor.

El uso de cremas depilatorias en lugar del afeitado tiene una serie de beneficios:

Piel suave por más tiempo

Las cremas depilatorias disuelven el vello justo debajo de la superficie de la piel, a diferencia del afeitado, que corta el cabello justo por encima del nivel de la piel. Esto significa que puedes permanecer sin vello hasta cuatro días.

Pelo más suave y fino

Con las cremas depilatorias el vello está disuelto porque sigue teniendo un extremo cónico, que se siente más suave al tacto. Con el tiempo, incluso se puede notar que el pelo está creciendo de nuevo más fino de lo que era -  no es tan efectivo como la depilación con cera, ¡pero sin duda existe una mejora notable!

Rápido y sin dolor

Este es posiblemente el más obvio e importante de los beneficios de las cremas depilatorias. Es un proceso  muy fácil que se puede hacer en la ducha o justo antes, y que requiere poco o ningún esfuerzo. Debido a que no estás tratando con cuchillas, el riesgo de dolor es mínimo, y las rozaduras de la maquinilla pueden ser una cosa del pasado.

Así que si quieres una piel suave, con vello fino, con un mínimo de esfuerzo y sin dolor, olvídate de la maquinilla y prueba una crema depilatoria en su lugar y mira los beneficios por ti misma.