¿Cuál es la diferencia entre la cera caliente y la fría?

Descubre todo lo que tienes que saber sobre la depilación. 

Cuando se trata de la depilación con cera hay muchas facilidades y combinaciones posibles: puedes usar una depiladora de cera caliente, depilarte con cera fría o hacerlo con cera caliente en casa, por ejemplo. Al fin y al cabo, se trata de una decisión personal y cada uno es un mundo, y cada piel también. En este artículo te contamos las diferencias entre la cera caliente y cera fría, aunque se explica sola, ya que ambos tipos están hechos de sustancias similares, pero utilizan dos técnicas diferentes.

Cera caliente

Este tratamiento se ve más a menudo en los salones de belleza o peluquerías. La cera se calienta hasta que se puede aplicar en la piel, y cuando comienza a endurecerse, se contrae y atrapa el vello. Con este método, la cera se solidifica y se retira en una sola pieza (con una tira de papel o tela que es aplicada y retirada), hasta llevarse el vello con ella.

Cera Fría

La cera fría funciona en gran medida de la misma forma, pero por lo general ya viene en tiras listas para ser usadas. Son una gran alternativa para la depilación en casa, ya que no requieren una fuente de calor. Frotándolas entre las manos, la cera se calienta a la temperatura correcta por el calor del cuerpo, lo que le permite agarrar el vello cuando la cera se retira.

Ventajas

Cera caliente

 

Cera fría

El calor puede hacer el proceso más cómodo al dilatar los poros, por lo que el vello puede ser eliminado con menos resistencia.

 

 

Puede usarse en cualquier parte, cuando lo necesites, sin necesidad de un enchufe o microondas cerca.

Puedes decidir el tamaño de la zona que quieres depilar dando la forma que necesites.

 

 

 

El proceso es mucho más rápido.

La cera caliente puede usarse ahora cómodamente en casa, sin necesidad de ir a un salón de belleza.

 

Este método es muy eficiente y se malgasta poco.

 

Desventajas

Cera Caliente

 

Cera Fría

Requiere práctica  para hacerla correctamente.

 

 

Si las bandas no se usan correctamente, dejarán rojeces y puede que vellos enterrados.

Si usas un microondas para calentar la cera, puede llevar tiempo y práctica conseguir la temperatura correcta.

 

No se puede usar para pelos muy cortos.

 

 

Necesitarás muchas bandas para zonas grandes.

 

Como podemos ver, hay muchas cosas a tener en cuenta para saber qué cera elegir. Pero tanto si optas por la cera caliente como por la fría, Veet tiene una solución para ti.

La cera caliente estaba reservada a los centros especializados, ya que las soluciones para el hogar tenían que ser calentadas con electrodomésticos caros o a través de un proceso complicado y arriesgado en la cocina. Sin embargo, para solucionar este problema y hacer el proceso más sencillo Veet desarrolló el Sistema Eléctrico EasyWax Roll-On, con cera caliente para depilar las zonas de tu cuerpo.

El dispositivo se calienta automáticamente hasta que la cera está lista, así que todo lo que tienes que hacer es insertar un cartucho de cera y enchufarlo, esperar veinte minutos para que la cera se derrita y luego pasarlo por las áreas en las que deseas quitar el vello. A continuación, tienes que tomar siempre las bandas de tela, empujarlas en la cera y luego tirar, ¡llevándote el vello con dicha banda! Este tratamiento puede proporcionarte un acabado perfecto con el mínimo esfuerzo. ¿No te parece estupenda la idea de poder usar la cera caliente en casa, así de fácil?

Así que sea cual sea la opción que elijas, puedes confiar en Veet para que tu elección de cera no sea dolorosa.