Veet Natural Inspirations para una piel suave al tacto

Las piernas bonitas y suaves como la seda son uno de los objetivos más buscados para el verano. Si quieres lograr unas piernas suaves al tacto sigue nuestros consejos:

Tonificación

Si buscas tonificar tus piernas pero no quieres apuntarte al gimnasio, una opción puede ser bajarte del tren un par de paradas antes de llegar a tu destino, así puedes añadir unos pasos extra a tu día a día. También puedes realizar algunas sentadillas en casa, por ejemplo cuando estás viendo la televisión. Cualquier ejercicio extra que realices te ayudará a definir la musculatura de la pierna y tendrá un efecto positivo en tu salud.

Eliminación del vello

Si planeas vestirte con shorts y faldas durante el verano, posiblemente no querrás estar pensando cada día sobre cómo eliminar el vello. Utiliza la técnica adecuada de depilación y olvídate del vello.

La cera es uno de los métodos que tienen un efecto más duradero gracias a que el pelo es eliminado de raíz. También puede resultar una técnica muy sencilla de realizar en casa. Las bandas de cera Veet Natural Inspirations te dan una suavidad duradera de hasta 28 días[1]. Contienen resinas derivados del pino y Aloe Vera para dejar tu piel suave al tacto.

Exfoliación

Para lograr mejores resultados, debes exfoliar la piel el día antes de depilarte. De este modo, eliminas células muertas que puedan estar en la superficie. Esto asegura que la cera se agarre mejor a los pelos, eliminándolos lo más eficazmente posible, en vez de eliminar las células de piel muerta. Una buena exfoliación ayuda a reponer la piel y deja las piernas lisas y con un brillo saludable, además, como hemos mencionado, eliminas las células muertas de la piel lo que significa que están en perfecto estado para conseguir un bronceado uniforme una vez llegues a la playa. ¡No olvides tu crema de protección solar!

Hidratación

Después del baño o la ducha, y mientras todavía tienes la piel un poco húmeda, aprovecha para hidratarte. Conseguirás una piel brillante y saludable.

Mima tus pies

Una vez hayas terminado con el cuidado de tus piernas, es la hora de la pedicura. Comienza por dar a tus pies un baño en un cubo de agua caliente y exfólialos, con movimientos circulares, sin olvidar la zona de alrededor de los talones y cada dedo del pie para ayudar a eliminar cualquier dureza.

Enjuágalos y sécalos. Por último, lima las uñas para que todas estén a la misma longitud, elimina cualquier resto de pintauñas antiguo que puedas tener y píntalas con tu color preferido.


[1] Solo aplicable a ceras Veet. Encuesta de satisfacción realizada por Biophyderm en 2007 con 30 consumidoras voluntarias.