Soluciones a la depilación de las axilas

Vamos a ser sinceros. Cuando en una conversación sale el tema de los pelos no deseados es normal hablar de los pelos de las piernas. Pero, ¿a que no lo es tanto debatir sobre los pelos de otras partes del cuerpo más privadas como pueden ser las axilas? En los últimos tiempos este tema está adquiriendo tanta popularidad que cada vez es más normal ver campañas virales a nivel global como la de #dyedpits (#axilasdepiladas).

Sin embargo, a pesar de la evolución y de los esfuerzos de mucha gente por subrayar la naturalidad de este debate, lo cierto es que el pelo en las axilas sigue siendo de algún modo un tema tabú. No te pierdas este artículo en el que hablamos sobre los cambios de actitud más recientes sobre este tema, así como de los métodos de depilación más recurrentes.

La escena detrás de los pelos en las axilas

Para empezar, ¿a qué se debe que tengamos pelos en las axilas? Si buscas una respuesta en Internet seguramente te topes con muchas teorías al respecto. Pero la realidad es que con el paso de los años el pelo en las axilas ha ayudado a reducir la fricción entre el brazo y el cuerpo, así como a regular la temperatura. En los últimos tiempos ha imperado la tendencia a depilarse las axilas por motivos ya no solo relacionados con la salud corporal o el concepto femenino sino también por estética y moda.

Sensibilidad y soluciones

Está claro que las axilas representan una de las zonas más sensibles del cuerpo, de ahí que sea muy importante elegir un método de depilación adecuado para acabar con el rastro de vello. El afeitado es sin duda el más común de todos, pero como ya hemos hablado en otras ocasiones quizás no sea la mejor opción si te depilas las axilas regularmente. Desafortunadamente, usar la cuchilla con mucha frecuencia suele ser sinónimo de irritación y de que los pelos tarden menos tiempo en crecer.

Otra forma de depilación más recomendable es la crema depilatoria. En este sentido, te recomendamos la Crema Depilatoria para Pieles Sensibles de Veet, un producto válido para estas dos partes del cuerpo que además destaca por su capacidad para arrancar el pelo cerca de la raíz. Además, deja una piel suave e hidratada gracias al Aloe Vera y la Vitamina E que contiene.

Y si no te convence ninguno de los métodos anteriores entonces lo normal es que recurras a la depilación con cera para eliminar el pelo desde la raíz. Porque hacer esto supone tener las axilas suaves y libres de pelo durante unas cuatro semanas. En este caso nuestro consejo es que recurras al Roll-on Eléctrico Easy Wax, una opción especializada en quitar el pelo de las partes más difíciles de tus axilas. Aunque no hay que olvidar que para que este método sea efectivo es necesario que tus pelos sean lo suficientemente largos. De lo contrario, la cera no podrá agarrarlos correctamente.

¡Me encantan tus axilas!

Las modas y las actitudes están cambiando en términos de belleza, así que recurre a los productos de depilación que mejor te vengan dependiendo de tus objetivos. Eso sí, independientemente de que elijas o no depilártelos, lo más importante es que te sientas orgulloso de tus axilas.