Qué método de depilación es el adecuado para ti

Son muchas las personas que se vienen abajo cuando ven una y otra vez cómo su pelo crece en muchas zonas del cuerpo. Y es que no olvidemos que en una sociedad actual en la que la cultura de la moda y la belleza son tan importantes, es normal que cada vez haya más mujeres y hombres que se preocupan por seguir la mejor rutina de depilación posible.

Cómo conseguir una depilación permanente

Cuando quieras eliminar tu pelo de forma permanente es importante que pienses en lo que te viene mejor atendiendo a tus necesidades. No te olvides de que hay métodos que funcionan mejor en unas personas que en otras, así que asegúrate de considerar los siguientes aspectos:

- Piensa en tu estilo de vida: Si te gusta enseñar algunas partes de tu cuerpo como las piernas y los brazos quizás deberías elegir un método de depilación permanente de cara a ahorrar dinero y tiempo a largo plazo.

- Tipo de piel: Depilarse el pelo continuamente puede llegar a perjudicar a tu piel, de ahí que quizás quieras buscar métodos alternativos para que esto no ocurra.

- Tiempo que necesitas: Asistir a sesiones de depilación puede ser una tarea difícil considerando que cada vez tenemos un calendario más apretado. Esto puede hacer que muchas personas terminen recurriendo a un método rápido pero no duradero como el afeitado.

- Calcular el coste: Si inviertes constantemente en tratamientos de depilación a corto plazo quizás es hora de que te plantees optar por otros más duraderos pensando también en los gastos.

Soluciones temporales

Para mucha gente la depilación permanente es una decisión importante que debe solo tomarse cuando se está seguro de ello. Por eso es conveniente que tengas en cuenta que existen otras opciones para eliminar el pelo no deseado.

El afeitado es uno de los métodos más rápidos para desprenderse del pelo, pero también a la hora de que éste vuelva a crecer. Como solo corta el pelo en la superficie de la piel, los pelos suelen crecer otra vez en tan solo un par de días o incluso antes.

Las cremas depilatorias eliminan el pelo un poco más abajo de la superficie de la piel, lo que significa que éste suele tardar unos cuatro días en crecer. Todo esto sin olvidar que las cremas no dejan posibles rasguños.

Por último, la depilación con cera es el método de depilación más duradero, ya que el pelo es arrancado directamente desde la raíz y tiene que volver a crecer desde cero, un proceso que suele tardar unas cuatro semanas.

Como habrás podido entender después de leer estos consejos, está claro que escoger el mejor método de depilación depende de distintos factores. Analiza tu rutina, prueba estos métodos y finalmente elige el que mejor se adapte a ti y a tu cuerpo.