La depilación durante el embarazo

El embarazo es un momento emocionante y especial para cualquier mujer. Pero puede significar también una época de grandes cambios, trayendo consigo cientos de preguntas relativas a la salud, la seguridad y la comodidad de la madre y su bebé. Con tantos factores nuevos a considerar, es bueno saber que no tienes que cambiar tu rutina de belleza en caso de que estés embarazada. Aunque hay algunos métodos que deberías evitar, con un poco de cuidado, hay muchas técnicas de depilación que mantendrán tu piel con una sensación suave y lisa durante los próximos nueve meses.

El embarazo y el crecimiento del vello

Durante el embarazo, tu cuerpo va a pasar por muchos cambios para adaptarse a tu bebé. Durante este tiempo, es muy común que las mujeres hablen de la aparición de pelo en lugares nuevos e inesperados, así como de un cambio de pelo más oscuro y  grueso. No hay que alarmarse, lo primero que debes saber es que esto es perfectamente común. Este nuevo vello es causado por cambios hormonales (especialmente de estrógeno), y por un aumento del flujo sanguíneo y el metabolismo durante el embarazo.

La buena noticia es que seguro que habrá una opción de depilación para mantener ese vello a raya durante este tiempo. ¿Y las mejores noticias? Para la mayoría de las mujeres estos cambios son temporales, desapareciendo en los primeros seis meses después de dar a luz mientras el cuerpo recupera su equilibrio hormonal.

Depilación con pinzas

La aparición de vello no deseado en el labio superior, las cejas y los pezones es muy común durante el embarazo. Para estos pelos solitarios e insignificantes, es posible que desees optar por un método rápido y preciso de depilación. La depilación con pinzas permite un control muy preciso. Esta opción también evita cualquier contacto con productos y sustancias químicas que pueden causar irritación en zonas especialmente sensibles como los pezones.

Afeitado

Mantenerse hidratada y evitar pasar mucho calor van de la mano para lograr un embarazo saludable. Durante los meses de verano,  ¿por qué no debes mantenerte fresca y mostrar tus piernas? Afeitarse es un método por el que se puede optar para mantenerse fresco y sin vello. Sin embargo, muchas mujeres dicen que el vello crece mucho más rápido durante el embarazo, lo que significa que puede tener que repetir la rutina de afeitado mucho más frecuentemente, lo que puede ser un inconveniente. Además, no es raro experimentar dificultades ocasionales con el equilibrio durante el embarazo, por lo que es muy importante tener un cuidado especial si te quitas el vello en la ducha.

La Depilación con Cera

La depilación con cera es una buena opción si estás buscando una solución más a largo plazo - después de todo, ¡tienes bastantes cosas en las que pensar como el nombre del bebé o la ropa que le comprarás! Ideal para piernas, axilas y línea del bikini, la depilación con cera se puede hacer en casa y sin tener que preocuparse por el vello hasta pasadas unas cuatro semanas.

Aunque es un método seguro, una desventaja es que la depilación con cera puede causar hematomas visibles en las mujeres embarazadas. Y si estás experimentando sensibilidad en la piel durante este tiempo, es posible que quieras optar por una cera diseñada para pieles sensibles. La Gama Sensible de Veet contiene ingredientes nutritivos para aliviar la irritación como el aceite de almendras y vitamina E.

Las Cremas Depilatorias

Las cremas depilatorias son otra gran opción para las piernas, axilas y la línea del bikini, especialmente si estás buscando evitar esa sensación poco suave y también de corta duración del afeitado. De nuevo, si estás preocupada por la irritación, puedes probar una crema depilatoria de Veet diseñada para pieles sensibles.

Y si tienes algún problema con el equilibrio, el Spray Veet para la Depilación es perfecto para una solución rápida en la ducha, sin que tengas que alcanzar esas zonas donde es difícil eliminar la crema. ¡Simplemente tienes que quitar la espuma, y verás tu piel suave!

Depilación Láser

Aunque se han producido importantes avances en el campo de la depilación definitiva, muchos médicos no recomiendan este método para las mujeres embarazadas, pues no existen estudios en esta área. Como tal, es mejor evitar este método hasta después del embarazo. Aunque es posible que no te guste la idea de encontrarte vello no deseado, la gran noticia es que probablemente va a ser temporal, por lo que no necesitas preocuparte por quitar el vello de forma definitiva.

No hay una única fórmula que sirva para todas cuando se trata del embarazo,  pero lo sí podemos decir es que la mayoría de las mujeres quieren verse y sentirse bien durante estos meses felices. Recuerda que todos estos cambios son muy comunes, y que hay muchas opciones que puedes probar. Por último, pero no menos importante, acuérdate siempre de consultar con tu médico cualquier preocupación particular acerca de los cambios corporales durante el embarazo.