Cómo eliminar el pelo más fuerte

Muchas mujeres se gastarían una auténtica fortuna para conseguir una melena bonita y un pelo fuerte. Sin embargo, cuando hablamos de vello corporal la historia suele ser muy diferente. No te pierdas estos consejos con los que te ayudamos a escoger el método de depilación que más te conviene en cada situación:

Una preocupación común

Lo primero que debes saber es que tener un vello corporal más fuerte y oscuro es un escenario muy común en el que están incluidas las mujeres. Y es que como sucede con otros muchos rasgos físicos, la herencia y el grupo étnico de las personas juegan un papel muy importante en el grosor y en el color del pelo del cuerpo. Pero esto no es todo, ya que la naturaleza del cabello puede depender de los diferentes niveles de hormonas de hombres y mujeres.

Una solución a corto plazo

Si te incomoda tener el pelo del cuerpo demasiado fuerte, existen soluciones como el afeitado o las cremas depilatorias que ofrecen resultados rápidos y a corto plazo. Ambos métodos destacan por poder incorporarse fácilmente a la rutina de belleza de cualquier persona, incluso cuando nos duchamos.

No obstante, teniendo en cuenta la naturaleza de este tipo de pelo parece claro que las cremas depilatorias representan la solución más recomendable. Porque ya sabemos que con el afeitado el pelo tiende a volver a salir de una forma más rápida. Por su parte, las cremas depilatorias disuelven el pelo desde la superficie de la piel retrasando el crecimiento del mismo.

Llegar a la raíz

Preocuparse por la depilación un día tras otro no es bueno para nadie. Y si eres de los que se enfrentan a este problema es entonces entendible que acabes recurriendo a la depilación con cera, que ofrece resultados de hasta 4 semanas y destaca por ser especialmente efectiva sobre el pelo más fuerte. El único inconveniente es que puede llegar a ser un método más doloroso teniendo en cuenta que el pelo fuerte tiende a agarrarse más a la piel. ¿Lo bueno? Que puedes recurrir a opciones de depilación con cera libres de dolor como la siguiente:

Por ejemplo, elegir una cera caliente como puede ser la Veet Spa Wax es una buena elección para empezar.  Y es que las ceras calientes abren ligeramente los poros de la piel haciendo que el proceso de depilación sea menos doloroso que con otros métodos fríos. Además, recuerda que es igualmente importante que te exfolies la piel y te eches un poco de talco para que la cera se agarre firmemente a cada pelo.

Afortunadamente Veet ofrece múltiples soluciones para que tu rutina de belleza sea lo más cómoda y efectiva posible. ¡Anímate a probarlas!